Cómo empezar una vida sana

3.1.15

Seguro que uno de los propósitos que más salió de vuestras boquitas la noche de fin de año fue "quiero llevar una vida sana" en todas sus variantes: empezar a hacer ejercicio, comer bien, bajar algunos kilos que me sobran.... Por eso, para todos los que todavía no sepáis por dónde tirar para hacer que este propósito se vuelva una realidad, hoy os traigo una pequeña iniciación a la "vida sana".


En primer lugar, pensad que la "vida sana" no es una dieta para adelgazar, es una forma de vida


Está claro que si hoy en día coméis mal y lleváis una vida sedentaria y, de repente, empezáis a comer bien y a hacer algo de ejercicio, uno de los efectos colaterales será que, seguramente, bajaréis de peso. Si este es vuestro objetivo, desde luego os recomiendo esta forma de vida para ello, ya que es una manera lenta pero eficaz y duradera para conseguirlo. De ésto ya he hablado en anteriores entradas, podéis hacer click aquí para leer sobre cómo bajé 15 kilos. No obstante, hoy no voy a hablar de "healthy life" y adelgazamiento, sino de su significado real: desarrollar e interiorizar una serie de hábitos cotidianos que nos hagan sentirnos bien en y con nuestro cuerpo, más ágiles, más activos y, en definitiva, más saludables de cara al presente y al futuro.


¿Cuáles son las claves de esta forma de vida? Son obvias: comer con cabeza y mantenerse activo


Tanto para comer bien como para empezar a ejercicio hay que pensar que, ya que esta va a ser nuestra forma de vida, no vale con dedicarse a comer siempre lo mismo y a hacer el mismo ejercicio todos los días, puesto que acabaremos aborreciendo tanto una cosa como otra y nuestro cerebro lo procesará como una rutina tipo "dieta", nos aburriremos y finalmente, lo dejaremos. Por eso, mi recomendación es empezar a experimentar en la cocina y en el ejercicio.




Vida sana no es igual a comer lechuga y pechuga de pollo a la plancha. Para nada, de hecho ese debe ser uno de los platos que como con menos frecuencia en mi día a día. Vida sana es comer de todo en cantidades equilibradas. Comer una ración de pasta a diario es muy sano, que nuestro plato principal todos los días sea un platazo de pasta con nata y bacon, no es sano; tomar un poco de chocolate después de comer es sano, merendarse una tableta de chocolate todos los días no es sano... Pero es que son cosas obvias, nosotros ya sabemos lo que es sano y lo que no, y si no lo sabemos, primero tenemos que informarnos, que anda que no hay libros, páginas web y profesionales a los que preguntar. Os voy a dar unos pequeños "tips" o consejos en este sentido:

  • Si eres muy goloso, te encanta el chocolate, las golosinas, la bollería... No saques estas cosas de golpe, ve reemplazándolas por alternativas más sanas: azúcar blanco por miel, sirope de ágave, stevia u otros edulcorantes naturales. Investiga por la red recetas que te puedan gustar, hay bizcochos, tortitas, bombones, magdalenas, etc. elaborados con ingredientes sanos que saciarán tu antojo de dulce y que aún encima te nutrirán, no serán calorías vacías. En mi otro blog tenéis un montón de recetas de este tipo.


  • No te prives. En el momento en que hayas probado las tortitas de avena para desayunar, los brownies de cacao puro, las hamburguesas sanas, las cremas de verduras o las pizzas caseras, directamente no te apetecerá tanto acudir a la sección de alimentos preparados del super o pedir comida rápida. Aún así, deja que esto llegue, de nada sirve privarse totalmente de "guarrindongadas" porque esto reafirmará el concepto de dieta. La vida está para vivirla y para disfrutarla, y comer de todo debe formar parte de esa vida. Busca el equilibrio. Si llevas una vida sana, normalmente comes equilibrado y haces ejercicio, no pasa absolutamente nada por ir a cenar a tu restaurante favorito o tomar palomitas y chuches un domingo de peli y manta. Es importante hacerlo y sin remordimientos, recuerda que esto es para toda la vida, y no quieres estar toda la vida privándote de cosas que te apetecen, ¿verdad?

  • Equilibra. Un plato equilibrado lleva un poco de todo: verduras, proteínas e hidratos de carbono. Una ensalada con huevo cocido, pavo, aguacate y tomates cherry es un plato equilibrado, pero un guiso de carne, patata y verduritas también lo es. No hay que huir de la cocina y de los platos calientes. Insisto: hay más vida después de las ensaladas; y si hacemos arroz o pasta, no tiene por qué ser en blanco, puedes hacer un montón de salsas que no estén hechas a base de mantequilla, aceite, nata o tomate frito de brick. Las lentejas no tiene por qué hacerse con chorizo, morcilla y panceta (que si las haces así porque es como te gustan, perfecto, pero después no meriendes un bocata de chorizo y cenes huevos con patatas fritas, ¿me explico? Ya que ya has comido hidratos de carbono y proteínas al mediodía, hazte una super crema de calabaza por ejemplo para cenar y acompáñalo de un pescadito...). No sé, es un poco cuestión de sentido común.


  • Ansiedad. Si comiendo "sano" sientes ansiedad por la comida, es que no estás haciendo algo bien. Una de dos, o estás privando a tu cuerpo de nutrientes, o sigues teniendo en la cabeza que esto es una dieta. ¿Cómo reconozco que mi ansiedad por la comida es real o generada por mi cerebro? Mira este cuadro:


  • Compra con cabeza. Al principio, si eres totalmente nuevo en esto, te será más cómodo diseñar tus menús semanales en una hoja y hacer la compra en función a esta. Yo esto nunca lo hago porque no me gusta planear lo que voy a comer con mucha antelación, por si después no me apetece, no tengo los ingredientes, no como en casa, o cualquier motivo. Yo soy más de abrir la nevera e improvisar o comprar cosas frescas a diario, según me apetezcan. Pero reconozco que esto no le resulta fácil a todo el mundo, así que te recomiendo que al principio hagas una lista antes de ir a la compra y te ciñas a ella, porque si no ya sabes lo que pasa, irás directo a lo que sueles comprar o a caprichitos que en verdad no necesitas (esto le pasa a todo el mundo, a mi sobre todo en las rebajas jeje). Además de llevar una lista e intentar ceñirte a ella, no vayas a comprar con hambre, porque si no te costará todavía más. Una vida sana también es una vida responsable, así que llévate un carrito y no malgastes plásticos y huye de la fruta y verduras envasadas. Por supuesto, siempre que puedas, recurre al comercio del barrio y a las tiendas especializadas: fruterías, carnicerías, panaderías..., antes que a las grandes superficies. Si hacéis click aquí veréis mi "healthy-lista de la compra" separada por tiendas.

  • Vale Angie, pero dime un ejemplo claro de "comer sano" durante un día... Para mi, una alimentación saludable de un día cualquiera vendría a ser algo así:

- Desayuno: café con leche de soja desnatada, tortitas de avena y claras con sirope de agave y dos kiwis.

- Media mañana: bowl con queso batido o yogur con manzana y canela.

- Comida: berenjenas rellenas de carne picada, salsa de tomate casera con cebolla y zanahoria y quesito light gratinado por encima. Dos oncitas de chocolate valor puro sin azúcares añadidos y un café con leche de postre.

- Merienda: pulguita de pan integral con tomate y jamón serrano.

- Cena: crema de champiñones y una tortillita francesa con atún.

- Antes de dormir, si ceno muy pronto: un yogur con mermelada light o un vaso de leche caliente con cacao puro.


Pero claro, esto es un menú aleatorio en un día normal de mi vida. Ahora bien, si por ejemplo he jugado un partido por la mañana, mi cuerpo necesita más combustible antes y después, así que en vez de las berenjenas pues me hago algo de pasta, un arrocito con tomate y huevo, un cous cous... y el desayuno lo hago más consistente. Escucha a tu cuerpo y utiliza la comida como gasolina, no se trata de vivir para comer, si no de comer para vivir.




Y con respecto al ejercicio físico, al igual que con la comida, no es posible pasarse del lado "vago" a ser un portento físico que sale a correr a diario (ni tampoco es necesario). Lo ideal es que busques una actividad que te guste, que disfrutes haciéndola. Hay quien se lo pasa genial yendo al gimnasio o a correr, a mi me horrorizan tanto una cosa como otra, me aburro mucho, así que para mi no valen. Yo soy más de deportes de equipo, ya sabéis que juego al baloncesto, así que para mi esta es la actividad ideal. Y si no puedo jugar por cualquier motivo (se cancela entrenamiento, no hay partido, estamos de vacaciones...) pues me busco algo que hacer que me divierta, por ejemplo, me voy a una clase de spinning, que me parece super divertido, o hago un poco de bicicleta estática a mi aire en casa o una sesión de Hiit (buscad videos en youtube), que me entretienen y me parecen super efectivas. Para este punto, también hay tips:


  • Varía, no hagas siempre lo mismo: los lunes date unos largos en la piscina, los miércoles hazte una caminata por tu ciudad, los sábados organiza una pachanguita con tus amigos, los domingos ponte música en casa y a bailar como si no hubiese mañana antes de meterte en la ducha. Disfrutar de la actividad física en cuestión hará que no dejes de hacerla pasados los meses.

  • Ve aumentando frecuencia e intensidad. Por ejemplo, si empiezas a caminar, hazlo poco a poco, el primer día sal 15 minutos, el segundo 16, el tercero 17... Ve aumentando el paso a medida que vayas ganando fondo y resistencia. A mi esto me resulta más motivador que hacer el mismo recorrido durante el mismo tiempo y al mismo ritmo siempre, porque tienes la sensación de que te vas superando cada día un poco más. Para esto, es interesante buscar entrenamientos en internet y llevar una especie de diario de ejercicio. Algunas aplicaciones para smartphone como Runkeeper podrían servirte de apoyo.

  • Busca "rehenes". Todos sabemos que sufrir en compañía es menos sufrimiento jaja. Estoy exagerando, ya que en ningún momento el ejercicio ha de ser sufrimiento, pero ya sabemos a qué me refiero. Hacer ejercicio acompañado es sinónimo de éxito, a no ser que te juntes con un vago que te incite a parar en el primer bar que os cruzáis a tomar algo jeje. 

  • ¿Calidad o cantidad? Normalmente siempre preferimos calidad a cantidad, ¿no?, pero, ¿qué vale más, darse el atracón de ejercicio un día, y pasarse sentado el resto de la semana, o hacer un poquito cada día? Sin duda, hacer un poquito cada día, o varias veces por semana, es mucho más efectivo para nuestro "propósito de año nuevo". El hecho de mantener el cuerpo activo lo notaremos no solo físicamente si no también en nuestro estado de ánimo. 

  • El hábito hace al monje. Esto es así. Se dice que un hábito se forma en 21 días. Una vez pasada la barrera de las primeras semanas de "me da pereza", "estoy cansado", "mañana hago el doble", etc., prueba a hacerlo durante 21 días y verás como después lo que te da pereza es no incluir en tu rutina diaria un poco de "marcha". El cuerpo te lo va a pedir y te sentirás raro si no haces algo. Piensa que el movimiento es algo natural, no nacimos para estar sentados todo el día, si no nuestro cuerpo tendría otra forma.

  • ¿Excusas? El día tiene 1440 minutos, ¿en serio no podemos utilizar 30 en movernos un poco?  Nos quedan 1410 para todo lo demás. No soy para nada fan del movimiento "no excuses", me parece una forma muy obsesiva de ejercicio: gente que entrena día sí y día también, que si se come un helado se machaca después en el gimnasio para quemarlo, que ya puede tener el cuerpo machacado que cogen sus bártulos y se marcan una sesión de ejercicio de hora y media... Me parece respetable y que tienen una fuerza de voluntad envidiable, pero yo creo que si no nos vamos a dedicar de manera profesional al deporte, estos hábitos no son factibles ni duraderos, no es posible hacer eso el resto de nuestra vida... Hay que saber diferencias las excusas que nos ponemos que ni nosotros mismos nos creemos, de las excusas reales. En este caso, es más importante escuchar a nuestro cuerpo que al cerebro.

Y creo que esto es lo más básico que os puedo aportar. Como sabéis, no soy ninguna experta en el tema, más que el que me ha dado la experiencia, el leer mucho y el compartir información con la demás "gente sana" de Instagram. Desde aquí, os mando todo mi ánimo, no para que lo intentéis, sino para que lo hagáis. Es algo tan fácil que no necesita de intentos, ya veréis.

Espero que os haya servido de utilidad y que me preguntéis todas las dudas que os surjan. Un besito enorme, gracias por leerme,


7 comentarios :

  1. MMmm, qué pinta y qué saludable. A ver si me aplico el cuento y vuelvo a empezar a comer sano, pero en mi casa con tantas cosas ricas de mamá me es imposible! Un besito

    http://unapizquitadenosotras.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante! Hace años que intento seguir una vida sana tanto en alimentación como en actitudes, deporte...creo que sólo tenemos un cuerpo y nos tiene que durar toda la vida jaja! En mi post de hoy justo he puesto una receta golosa pero sana: tarta de manzana con harina de espelta y azúcar de coco, pásate!

    Besos

    http://lagataconbotasdetacon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me guardo en favoritos este post! :D

    ResponderEliminar
  4. la verdad es que cuando veo posts de este estilo no puedo hacer más que contar mi experiencia personal. Hace un par de años empecé con una nutricionista para perder 20kg que aparte de sobrarme me robaban la salud. Empecé con el ejercicio y bajados estos kilos dejé la nutriciionista pero ahora no hay quien me saque de la buena vida.

    no me privo de unas copas cuando salgo o algun viernes en casa de pizza però el gym y la buena alimentación me han hecho ser quien soy ahora, alguien de merjo humor, más sana y más guapa, así que no puedo hacer más que apoyar posts y iniciativas para que la gente cambie habitos.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Que bien te explicas!! Yo he hecho miles de dietas y he bajado y vuelto a subir de pesoun montón de veces hasta que he llegado a la conclusión de que una vida sana es lo importante (comida sana y actividad física) así conseguí bajar 33kg, aunque he de confesar que en esta fechas lo estoy pasando mal y tengo ansiedad y he cogido algún kg, tampoco muchos. Una cosa importante también es que no escuchemos a la gente que nos intente sacar del buen camino, porque de esos hay muchos, nosotros con nuestras metas y pa lante, besos guapa.
    http://teregp81.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Genial el post comparto contigo todo lo que has dicho!!besos

    ResponderEliminar

¿Qué me cuentas?